Web INS

12 de octubre de 2016

Suplementación Nutricional: ¿Quién y cuándo se requiere?

12 de octubre de 2016 - INSteractúa




Actualmente hay un número creciente de personas que consumen suplementos nutricionales (principalmente multivitamínicos / minerales) para mantener una buena salud y prevenir diferentes enfermedades, pues a pesar de consumir una dieta saludable, pueden presentarse deficiencias de micronutrientes (vitaminas y minerales).     
            


FUENTE: FITNESS




Este déficit se puede definir como una ingesta por debajo de las recomendaciones internacionales (DRI), es así que las personas con una ingesta de micronutrientes debajo de lo recomendado pueden desarrollar signos y síntomas de deficiencia, en función a la duración de la misma.  Es importante mencionar que la aparición de signos clínicos y/o síntomas de deficiencia son, en algunas circunstancias, la etapa final de una deficiencia prolongada, antes se producirá lo denominado “hambre oculta”, lo cual significa que los síntomas de deficiencia tradicionales están ocultos, pero los problemas de salud pueden ocurrir en el corto o largo plazo.  Cualquier impacto en la salud depende de la duración y la gravedad de la deficiencia.  Las necesidades individuales difieren en función de la salud, estilo de vida, genética y otros factores.  

Entonces, ¿Cómo definimos a los suplementos nutricionales?, son productos destinados a suplementar la dieta, los cuales contienen uno o más de los siguientes ingredientes: vitaminas, minerales, componentes vegetales, aminoácidos, concentrados, metabolitos, constituyentes, extractos o combinaciones de estos ingredientes. 

Los suplementos nutricionales se ingieren por vía oral en forma de comprimidos, cápsulas, pastillas, efervescente o líquido, y no están formulados para su uso como un alimento convencional ni como elemento único constituyente de una comida o de la dieta. 

Los objetivos del consumo de estos suplementos nutricionales, son: 

-  Corregir las deficiencias debido a la ingesta dietética inadecuada (por ejemplo, la anemia por deficiencia de hierro).

- Cubrir los requerimientos incrementados en estados de enfermedad (por ejemplo, pacientes críticamente enfermos) o donde la absorción se encuentra comprometida (por ejemplo, enfermedad de Crohn)

- Promover la salud y el rendimiento, y proteger contra enfermedades crónicas futuras en individuos sanos (por ejemplo, enfermedades cardiovasculares, deterioro cognitivo)


















   





FUENTE: ZINC

Los suplementos más utilizados, son aquellos que contienen hierro, vitamina A, ácido fólico y calcio, esto debido a que grupos vulnerables como las mujeres embarazadas y las niñas y niños menores de tres años, experimentan una mayor demanda de estos micronutrientes.  Es importante mencionar que la suplementación debe ir acompañada necesariamente a una dieta saludable.

En el Perú se suplementa con ácido fólico a las mujeres en edad fértil que desean embarazarse, esta suplementación inicia tres meses antes del embarazo con el objeto de prevenir defectos del tubo neural (anencefalia o espina bífida).  Durante la gestación se suplementa con 500 ug de ácido fólico hasta la semana 13 de embarazo, y a partir de la semana 14 se inicia la suplementación con 60 mg. de hierro elemental y 400 ug de ácido fólico hasta los dos meses post parto, esta suplementación se realiza con el objeto de prevenir la anemia por deficiencia de hierro, la misma que afectó al 28.0% de las gestantes y 25.8% de las puérperas en el año 2015 (ENDES 2015). Así mismo, desde la semana 20 de gestación hasta el parto, se suplementa a toda embarazada con calcio.

Otro grupo vulnerable a la deficiencia de micronutrientes es la primera infancia. En nuestro país se suplementa con hierro elemental desde los 30 días de vida a aquellas niñas y niños nacidos con bajo peso y/o prematuros hasta antes de cumplir 6 meses de edad, cuando las niñas y niños empiezan a comer, lo cual es a los 6 meses, se suplementa diariamente con micronutrientes por un periodo continuo de 12 meses (Cada sobre contiene 12.5 mg de hierro elemental, 5 mg de Zinc, 160ug de ácido fólico, 30 ug RE de Vitamina A y 30 mg de Vitamina C).  


 FUENTE: ANDINA

De    la misma manera, a las niñas y niños nacidos a término se está suplementando a partir de los 4 meses de edad con hierro elemental hasta antes de cumplir 6 meses de edad, y a partir de esta edad se le suplementa con micronutrientes por un periodo continuo de 12 meses, a razón de un sobre diario. Así mismo, las zonas de mayor riesgo del país (pobreza y extrema pobreza), se suplementa con 100 000 UI de Vitamina A en las niñas y niños de 6 a 11 meses (Una dosis) y entre los 12 y 71 meses se administra 200 000 UI (Una dosis cada seis meses).

El consumo de suplementos de vitaminas y minerales, sin exceder las recomendaciones (DRI) o ingestas máximas tolerables (UL), han demostrado ser efectivos para reducir las brechas de la ingesta alimentaria y mejorar el estado nutricional bajo ciertas circunstancias.


Para más Información:





Saludos cordiales,
Oficina Ejecutiva de Información y Documentación Científica.

0 comentarios:

Publicar un comentario