Web INS

30 de noviembre de 2016

Situación del VIH / SIDA en el Perú y desafíos para su control

30 de noviembre de 2016 - INSteractúa



La  epidemia del VIH-SIDA en el Perú es considerada una epidemia de tipo concentrada, es decir la prevalencia se concentra más en población con comportamiento de alto riesgo de infección por VIH e ITS (Infección de transmisión sexual) tales como trabajadoras sexuales y hombres que tienen sexo con otros hombres.



 FUENTE:  VIH  3D




En este último grupo, la prevalencia puede alcanzar hasta el 20% si se trata de población transexual. Actualmente hay 65 mil casos acumulados de personas infectadas, hasta agosto de este año se ha reportado un total de 2783 casos nuevos por VIH según el boletín oficial del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades.

Según el Boletín de VIH/SIDA uno de los principales medios de transmisión es la vía sexual, siendo un factor importante dentro de este rubro el trabajo sexual, principalmente en población trans. Este problema se incrementa mucho más cuando la actividad del comercio sexual es clandestino, porque no sabemos cuántos pacientes realmente se infectan día a día ya que no están controlados. Asimismo, la población “puente”, llamada así porque favorece la transmisión del virus desde la población con comportamiento sexual de alto riesgo hacia la población general, es también un factor importante en el curso de la epidemia. 

Ejemplos de esta población son los clientes de trabajadores sexuales que pueden ser padres de familia que tienen contacto hetero u homosexual fuera de su casa, y que luego transmiten este virus a su esposa, y finalmente a sus hijos. La promiscuidad sexual, según nuestros últimos estudios están favoreciendo la transmisión de cepas resistentes en población heterosexual joven, principalmente residentes de Lima y de ciudades de la Selva incrementando la resistencia primaria a los antirretrovirales a niveles alarmantes (aproximadamente 6%, datos no publicados).















 FUENTE: CON BIENESTAR

Frente esta situación, señalamos algunos desafíos para combatir el virus, que se pueden enfocar desde diferentes perspectivas:

Fármacos: Se vienen mejorando, sin embargo, un desafío importante es tratar de desarrollar medicamentos que desencadenen menos eventos adversos y tengan mayor eficacia, especialmente en restaurar la respuesta inmunológica con mayores alternativas terapéuticas en casos de co-infecciones (ejm VIH-TB).

Vacunas: Generar vacunas multivalentes que permitan neutralizar subtipos y formas recombinantes, que potencien la respuesta de células T CD8+ y en lo posible que puedan ser “personalizadas”, es decir de acuerdo a la cepa viral del paciente.

Identificación de reservorios: Encontrar un fármaco que reactive las formas latentes del virus, podría hacer posible controlar la viremia y restaurar la respuesta inmunológica.

Bloquear la entrada del virus: Si bien es cierto contamos con fármacos que bloquean la entrada del VIH, cuando el tropismo del virus cambia, estos medicamentos pierden su poder terapéutico. Por tanto, necesitamos un fármaco con función dual que evite que las cepas virales con tropismo R5 y X4 infecten la célula y de esta manera se controle la infección restaurando la respuesta inmune.

Mejores métodos de diagnóstico: esto es primordial, ya que la identificación temprana del virus es vital para controlar la viremia y establecimiento de los reservorios virales a través de los antirretrovirales. Asimismo, es importante para evitar la transmisión vertical, es decir de madre a hijo, y para identificar oportunamente los casos positivos que se encuentran en período de ventana en Bancos de sangre.

Educación: Sin el cual todos los demás esfuerzos que se hagan serán infructuosos. Ello permitirá que se establezcan valores y conocimientos en la población que ayuden a prevenir la transmisión de la enfermedad, eviten los casos de re-infección y mantengan controlada la promiscuidad sexual. 

   

 FUENTE: MINSA 


Para ello, se debe buscar por todos los medios posibles que los investigadores de diversas disciplinas y tomadores de decisiones se sienten en una misma mesa para poder consensuar en el establecimiento de mejores estrategias que ayuden a detener el rápido avance de esta epidemia.  


Para más Información:



Saludos cordiales,
Oficina Ejecutiva de Información y Documentación Científica.

4 comentarios:

  1. Excelente post Carlos, muy ilustrativo y claro para el publico.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Patty. Generalmente publicamos papers que solo leen investigadores especialistas en el tema, pero es necesario que todos sepamos de la enfermedad para estar prevenidos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Para sumarme a lo publicado, te comento que es sorprendente visualizar un gran porcentaje de infectados a VIH captados en el periodo de ventana con una prueba altamente especifica que detecta Antígeno p24 procedan de edades entre 16 y 20 años. Pienso que debe incluirse en las escuelas del nivel secundaria cursos que ayuden a consientizar a los adolescentes en las medidas preventivas para el VIH, HTLV y otras enfermedades de transmisión sexual. Poniendo énfasis en la educación, podremos lograr la disminución de la transmisión del VIH.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese dato es muy importante y amerita emprender estudios de resistencia primaria en menores de edad. Estamos conversando Eduardo. Gracias por tu opinión.

      Eliminar