Web INS

15 de febrero de 2017

Seguridad de los suplementos nutricionales

15 de febrero de 2017 - INSteractúa










Los nutrientes son esenciales para el bienestar humano y generalmente, a través de dietas equilibradas, se puede cubrir las necesidades individuales de cada uno de ellos. La cantidad de nutrientes que debemos consumir varía según edad, género, estado de salud, estilos de vida, etc. 


FUENTE:GB


Muchos nutrientes están sujetos a la regulación homeostática del cuerpo, proporcionando así, una protección frente a un consumo muy por encima o por debajo de lo que realmente requiere nuestro organismo, por ejemplo, la absorción de hierro en adultos con concentraciones normales de hemoglobina es en promedio del 5 al 15% del hierro consumido a través de la dieta, mientras que, ante estadios de deficiencia de este micronutriente, la absorción del hierro es entre el 20 al 30%.

La relación dosis-respuesta de los micronutrientes es en forma de U, es decir que con una ingesta insuficiente aumentamos el riesgo de deficiencia, mientras que con un consumo excesivo (exposición aguda y/o crónica) incrementamos el riesgo de toxicidad y enfermedades asociadas, este riesgo de toxicidad será mayor en aquellos nutrientes que se almacenan en el cuerpo, como en el caso de las vitaminas liposolubles (Vitamina A, D, E y K).  La mayoría de los suplementos nutricionales contienen dosis de micronutrientes muy cercanas a los valores diarios recomendados (RDI) e incluso dosis bajas. 

Se garantiza un suficiente consumo de micronutrientes con una adecuada educación alimentaria, fomentando, desde edades tempranas, el consumo de una dieta saludable, y sólo en casos necesarios se debe recurrir al consumo de suplementos que contengan los micronutrientes que nos puedan estar haciendo falta, para ello se deberá consultar con un especialista. Otro aspecto a considerar es la calidad del producto, se recomienda consumir sólo aquellos que cuentan con autorización sanitaria, así como con un correcto etiquetado.


FUENTE: NUTRICIÓNMX

Algunos consejos que debemos tomar en cuenta al consumir de forma segura un suplemento nutricional son: 

Los suplementos no reemplazan un tratamiento médico regular.

Algunos suplementos interactúan con los medicamentos, incrementando o disminuyendo su acción.

Si presenta una enfermedad o trastorno crónico, consultar al especialista sobre el riesgo o beneficio de consumir suplementos.

Si tiene pendiente una intervención quirúrgica, considerar que algunos suplementos aumentan los riesgos de hemorragia o interfieren con las anestesias y los analgésicos.

Si está embarazada o amamantando, consultar al especialista antes de consumir suplementos.

Muchos productos que se comercializan como adecuados para uso pediátrico no se han sometido a prueba para determinar la inocuidad y la eficacia en niños.

 FUENTE: MUJER

No tomar una dosis mayor que la indicada en la etiqueta del suplemento, a no ser que un médico se lo recomiende.

Si presenta algún efecto secundario, deje de tomar el suplemento y comuníquese con el médico.

Si está considerando utilizar suplementos de hierbas, hay algunas precauciones a tener en cuenta. Por ejemplo: El ginseng puede aumentar los efectos estimulantes de la cafeína (al igual que lo hacen el té, las bebidas gaseosas y el café).  También podría disminuir los niveles de glucosa en la sangre, con lo cual aumentaría la posibilidad de hipoglicemia cuando se toman medicamentos para la diabetes.

Definitivamente es recomendable recurrir a un profesional de la salud, antes de suplementarse, para así garantizar su seguridad en el consumo y goce de una óptima salud nutricional. 


Saludos cordiales,
Oficina Ejecutiva de Información y Documentación Científica.

0 comentarios:

Publicar un comentario