Web INS

26 de julio de 2017

Manejo del estrés laboral

26 de julio de 2017 - INSteractúa




El estrés laboral es un padecimiento, cada vez más recurrente en la sociedad, que afecta a la persona, en cuanto a su bienestar físico, emocional e incluso organizacional. 


Fuente: Estrés



Existen muchas definiciones sobre "Estrés Laboral", considerando una de las más importante la dada por la Organización Internacional del Trabajo la cual  señala que el estrés laboral  está determinado por la organización del trabajo, el diseño del trabajo y las relaciones laborales y tiene lugar cuando las exigencias del trabajo no se corresponden o exceden de las capacidades, recursos o necesidades del trabajador; o cuando el conocimiento y las habilidades de un trabajador o de un grupo para enfrentar dichas exigencias no coinciden con las expectativas de la cultura organizativa de una empresa. También podría definirse como un conjunto de reacciones emocionales, cognitivas, fisiológicas, y del comportamiento del trabajador a ciertos aspectos adversos o nocivos del contenido, el entorno o la organización del trabajo.

Los factores que inciden en el desencadenamiento del estrés los podemos encontrar en el ambiente de trabajo; entendiéndose ellos como:  las interacciones entre el medio ambiente de trabajo, el contenido del trabajo, las condiciones de organización y las capacidades, necesidades, cultura del trabajador, así también las variables sociodemográficas (edad, sexo, estado civil, nivel socioeconómico), el tipo de personalidad, el estado anímico, las características disposicionales de la persona o su estado físico general y consideraciones personales externas. Que pueden, en función de las percepciones y la experiencia tener influencia en la salud, rendimiento del trabajo y satisfacción laboral.




Fuente: La Mente

Entre las principales señales de alerta del estrés tenemos: 




El manejo del estrés puede ser a nivel colectivo, mediante la implementación de una política integral de seguridad y salud ocupacional que aborde la promoción de la salud, de modo que se empleen diversas estrategias que permitan evitar condiciones laborales estresantes y en consecuencia evitar el estrés relacionado al trabajo. 

Algunos factores a tomar en cuenta dentro de las organizaciones son los siguientes:

- Control: brindar a los trabajadores más control puede ayudarles a reducir el estrés. Esto se puede manejar garantizando la cantidad de personal adecuada, permitiendo que los trabajadores opinen sobre cómo realizar su trabajo. 

- Apoyo social:  permitir el contacto social entre los trabajadores, mantener un lugar de trabajo libre de violencia física y psicológica, asegurarse de que existan relaciones de apoyo entre los supervisores y los trabajadores, ofrecer una infraestructura organizacional en la que el personal de supervisión asuma la responsabilidad de los demás trabajadores y exista un nivel apropiado de contacto, invitar a los trabajadores a discutir cualquier conflicto entre las exigencias del trabajo y la familia, reforzar la motivación destacando los aspectos positivos y útiles del trabajo.

- Correspondencia entre el trabajo y el trabajador: evaluar tanto el cargo como el trabajador, para asegurar que el trabajo corresponda con las aptitudes físicas y psicológicas del trabajador, asignando tareas conforme a la experiencia y la competencia y garantizando la utilización adecuada de las aptitudes.

- Formación y educación: es necesario ofrecer la formación adecuada a los trabajadores, garantizando que sus aptitudes y sus tareas correspondan entre sí, para no crear situaciones estresantes.

- Transparencia y justicia: crear una atmósfera en la que los trabajadores sientan que son tratados con justicia. Para esto, deben asegurarse de que las tareas estén claramente definidas, asignando roles claros, evitando conflictos y ambigüedades entre estos; ofrecer seguridad en el empleo, en la medida de lo posible; ofrecer una retribución adecuada por el trabajo desempeñado y garantizar transparencia y justicia en los procedimientos para atender las quejas. 

- Ambiente físico de trabajo: se puede reducir el estrés entre los trabajadores al proporcionar iluminación y equipo adecuados, controlando la calidad del aire, y los niveles de ruido, evitando la exposición a agentes peligrosos y tomando en cuenta medidas ergonómicas para el diseño del trabajo.


Y a nivel personal, podemos seguir las siguientes recomendaciones:




Cabe señalar, que existen tres niveles de prevención del estrés, estas son: 




Finalmente, tomando en consideración que actualmente el estrés es uno de los principales riesgos para la salud laboral y/o ocupacional, es necesario poner en práctica mecanismos de vigilancia que permitan evaluar la salud laboral de los trabajadores y focalizar en formas de prevención del estrés, para así a la larga evitar costes de capital humano, producto del estrés. Si se logra sensibilizar a las organizaciones y/o empresas en la promoción de la salud laboral, definitivamente se estará marcando un precedente que permita tener ventajas competitivas, basadas en la valoración del capital humano y el aseguramiento de un medio ambiente laboral saludable. 

Saludos cordiales,
Oficina Ejecutiva de Información y Documentación Científica.


0 comentarios:

Publicar un comentario