Web INS

31 de enero de 2018

Prevención de riesgos ocupacionales en el trabajo de oficina

31 de enero de 2018 - INSteractúa








En el desarrollo de labores en oficinas, los trabajadores se pueden ver expuestos a diversos factores de riesgo ocupacional originados por el uso de equipos informáticos, la permanencia en posición sentado o de pie por tiempo prolongado, las condiciones ambientales del lugar de trabajo (temperatura, humedad, ruido, iluminación, etc.), el diseño del puesto de trabajo, las condiciones de seguridad de las instalaciones, el clima laboral, las características de la tarea y de la organización del trabajo, entre otros.



 Fuente: BDNPlus


Los cuales pueden influir en el  confort de los trabajadores, su eficacia en el trabajo, así como en su salud y seguridad;  por ello, se requiere implementar medidas preventivas para eliminar, minimizar o controlar los factores de riesgo existentes.  

A continuación, se señalan algunas medidas preventivas básicas que deben aplicarse en puestos de trabajo de oficina: 

Ajustar a la fisonomía del personal los elementos del puesto de trabajo (silla, pantalla, teclado).


Fuente: Mutu

Proveer de espacios adecuados para el desarrollo del trabajo y facilitar la movilidad del personal.  

• Evitar hacinamiento (01 persona cada 9,5 m2) 1.

Siempre que sea posible utilizar medios mecánicos para el transporte de carga (cuando las cargas sean mayores de 25 kg para los varones y 15 kg para las mujeres, el empleador favorecerá la manipulación de cargas utilizando ayudas mecánicas apropiadas 2).  Para el levantamiento de carga tomar impulso en las piernas, no en la espalda.







 Fuente: Mutu


Trabajar con niveles de iluminación adecuados a las exigencias de su tarea (300 lux en áreas de trabajo de oficina 2).

Aislar las zonas de ruido (En los lugares de trabajo, donde se ejecutan actividades que requieren una atención constante y alta exigencia intelectual, tales como: centros de control, laboratorios, oficinas, salas de reuniones, análisis de proyectos, entre otros, el ruido equivalente deberá ser menor de 65 dB 2).

Mantener caudales de renovación de aire adecuados, filtrándolo y distribuyéndolos de acuerdo a las necesidades de las diferentes áreas de trabajo. 

Proveer de una buena climatización que permita cumplir con el estándar de condiciones térmicas para ambientes de oficina (en los lugares de trabajo donde se usa aire acondicionado la humedad relativa se situará entre 40% y 90 % 2).

Realizar el mantenimiento periódico del sistema de ventilación y climatización.

Ubicar las tomas de aire del exterior lejos de fuentes de contaminación (estacionamientos, salidas de aire, otros).

Realizar la limpieza de ambientes cuando los ocupantes estén ausentes.

Mantener libre de obstáculos las salidas y zonas de tránsito (dimensiones mínimas de pasajes en áreas de trabajo interiores en oficinas es de 0,90 m)3.

Utilizar el pasamano al subir y bajar escaleras.

Utilizar señalización de advertencia en zonas peligrosas (pisos resbaladizos por humedad o cera).

Utilizar escaleras o peldaños adecuados para cada trabajo y altura a alcanzar.

Fijar armarios y estantería a la pared o piso, a fin de asegurar su estabilidad.

Mantener orden y limpieza.

No utilizar equipos eléctricos que presentes defectos o averías.

No sobrecargar las extensiones y tomacorrientes.

No desconectar los aparatos eléctricos jalándolos del cable. 




Es necesario seguir estas recomendaciones, para asegurar un óptimo centro de labores y así contribuir en la prevención de riesgos ocupacionales. 
______________________________


BIBLIOGRAFÍA DE REFERENCIA:



Saludos cordiales,
Oficina Ejecutiva de Información y Documentación Científica.

0 comentarios:

Publicar un comentario