¿Qué es la epilepsia? [Pregunta de la semana]



La epilepsia es un trastorno cerebral en el cual una persona tiene convulsiones repetidas durante un tiempo. Las crisis convulsivas son episodios de actividad descontrolada y anormal de las neuronas que puede causar cambios en la atención o el comportamiento. Las crisis epilépticas por lo general empiezan entre los 5 y 20 años. También hay una mayor probabilidad de convulsiones en adultos mayores de 60. Pero las convulsiones epilépticas pueden suceder a cualquier edad. Puede haber un antecedente familiar de convulsiones o epilepsia.

Estas se dividen en dos categorías principales: crisis focales o parciales y crisis generalizadas. Sin embargo, dentro de cada una de estas categorías hay muchos tipos de crisis. De hecho, los médicos han descrito más de 30 tipos de crisis epilépticas. Para tratar las crisis epilépticas, el primer paso es acudir al especialista para asegurarse de que el paciente tiene epilepsia antes de comenzar cualquier tratamiento. El diagnóstico de epilepsia requiere que se hayan sufrido al menos dos crisis no provocadas. Una vez hecho el diagnóstico es recomendable comenzar el tratamiento lo antes posible y seguirlo con regularidad. El tratamiento más común utiliza fármacos antiepilépticos (FAE), que logran controlar las crisis en aproximadamente el 70-80% de los pacientes. 

Aunque el tratamiento mejora la calidad de vida y la mayoría de los casos logra controlar las crisis, los pacientes de epilepsia todavía deben hacer frente al estigma social derivado del desconocimiento de la enfermedad. Cualquier niño que sufra un ataque no provocado debe recibir atención médica de urgencia de inmediato y luego debe hacérsele un seguimiento con su pediatra de atención médica primaria lo más pronto posible. Si las convulsiones se vuelvan a presentar, los niños deben ver a un neurólogo pediátrico, un especialista experto en las convulsiones y en la epilepsia.







Otros temas:

Saludos cordiales,
Unidad Funcional de Promoción de la Gestión del Conocimiento

Compartir:  

Comentarios