Competencias de un bibliotecario médico



El bibliotecario médico, denominado también especialista en información clínica 1 , que se desempeña en un centro de asistencia al paciente es consciente del valor de la información para la toma de decisiones, por lo que el tiempo de respuesta es de suma importancia en la atención del paciente. Por lo tanto, debe contar con las competencias necesarias para conducir la biblioteca hacia la innovación y desarrollo académico que el entorno de las ciencias de la salud lo exige (1-4) . El bibliotecario médico debe ser un ente activo en toda actividad académica y de investigación que se desarrolla en la institución. Las competencias necesarias para lograr un desempeño de excelencia son:

- Conocer las directrices para elaborar revisiones sistemáticas y metaanálisis, aplicando las recomendaciones de la Cochrane Library, demostrando capacidad para responder a las preguntas específicas para la toma de decisiones basadas en evidencia. 
- Identificar los elementos necesarios para implementar guías de práctica clínica, aplicando los instrumentos AGREE II y GRADE, respetando las opiniones del equipo multidisciplinario que la conforma. Su campo de acción se desarrolla en el domino tres, al utilizar métodos sistematizados para la búsqueda y la evaluación de la calidad de evidencia.
- Identificar las fuentes de información en salud, clasificándolo según los niveles de evidencia, valorando el aporte de cada fuente según del nivel de investigación. 
- Comprender del valor de su aporte en el centro de atención, participando en las juntas y reuniones médicas para promover la cultura basada en la evidencia. 
- Conocer las fases del ciclo de aprendizaje basado en la evidencia, aplicándolo en los programas de alfabetización en salud, valorando los avances de los participantes. 


Leer estudio completo en: Artículo completo


Referencias bibliográficas

  1. Lawton A. The value of health libraries and librarians to the Irish health system. Ir Med J. 2014;107(3):90-2. [Internet]. [citado 13 Jul 2018]. Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24757898
  2. Urquhart C, Thomas R, Ovens J, Lucking W, Villa J. Planning changes to health library services on the basis of impact assessment. Health Info Libr J. 2010;27(4):277-85. [Internet]. [citado 13 Jul 2018]. Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21050370
  3. Brettle A, Maden-Jenkins M, Anderson L, McNally R, Pratchett T, Tancock J, et al. Evaluating clinical librarian services: a systematic review. Health Info Libr J. 2011;28(1):3-22. [Internet]. [citado 14 Jul 2018]. Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21314890
  4. Tarajano R, Rodríguez A, Romero P. Aproximación teórico-metodológica a la evaluación de la actividad científico-informativa en bibliotecas médicas. Rev Hum Med. 2013;13(1):112-38. [Internet]. [citado 16 Jul 2018]. Disponible en http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-81202013000100008

Citar como:

Huaillani-Chavez S. Una revisión sistemática sobre la evaluación para la acreditación de bibliotecas médicas. Bol Inst Nac Salud. 2019;25(1-2):9-18.



Compartir:  

Comentarios