Publica o perecerás: ¿ser coautor? [Post]

En la sociedad existen innumerables situaciones de salud que necesitan respuestas basadas en evidencias científicas, y ellas están supeditadas a la publicación en medios formales de comunicación como las revistas. Estas son un medio, que además de difundir el conocimiento, brindan al profesional visibilidad, posicionamiento y cierta autoridad sobre el tema planteado entre la comunidad académica.(1) En ese sentido, hoy los profesionales de la salud tienen la necesidad, de alguna manera, de ser autor de algún manuscrito a publicar.
Ya sea por las exigencias del «publica o perecerás»,(2) algunos autores asumen conductas científicas inadecuadas como el fraude debido a presiones sociales o institucionales: con el propósito de que alguien logre una publicación incluyen como coautores una personalidad, autoridad o financista del medio, sin que aquellos hayan colaborado en la calidad de la evidencia publicada.(3,4) Por lo tanto, se cuestiona acerca de qué consideraciones se deben tener en cuenta para autorizar coautores en un artículo científico.
Este no es un tema sencillo porque muchas veces el autor se expone a que no se le publique el manuscrito si se demuestra su irregularidad.(5) Tal vez si desde un inicio tuviera conocimiento de que ser coautor no solo consiste en figurar en la lista de créditos, sino que el contenido de la obra también es de su responsabilidad en cuanto a la calidad científica y transparencia ética del estudio;(6) entonces su decisión sería diferente. Por consiguiente, el coautor está comprometido con la calidad científica y debe contribuir de forma significativa en la idea, el diseño, obtención y análisis de los datos; redactar el manuscrito y/o aprobar su versión final; por otro lado, debe garantizar la transparencia ética en cuanto a la evidencia declarada de un orden adecuado por contribución de los autores, especificar conflictos de interés y evitar los fraudes como «autoría por coacción», «autor injertado», «autor sorpresa», «autor fantasma», entre otros cuestionamientos de reprobada conducta científica.(7)
En ese sentido un coautor se caracteriza sobre todo por el compromiso integral de que la obra cumpla con los requisitos de excelencia en cuanto al contenido de la investigación y sus procesos de calidad en la fase de elaboración del artículo. Ello no exime que pueda ser una personalidad, maestro de posgrado o autoridad académica siempre y cuando cumpla con los requisitos mencionados. Asimismo, es imprescindible contar con instrumentos que permitan evidenciar la imparcialidad absoluta del orden de las contribuciones, ya sea con la escala de la puntuación basada en la contribución de cada integrante de Petroianu,(8) en la que se debe contar con un mínimo de siete puntos para ser considerado coautor, como muestra la Figura 1; o los criterios de actividad basada en fases de Acosta,(9) donde el aporte del coautor debe superar el 15 %, según su participación en los indicadores expresados en la Tabla 1.
Fig.1. Criterios de autoría por participación, según escala de Petroianu.
Tabla 1. Criterios de autoría por fases, según Acosta.
Fuente: Acosta.
Finalmente, no hay temor en decidir si es mejor colocar al postulante a coautor en la sección de agradecimientos, ya que si consideran los instrumentos mencionados, los autores tendrán el respaldo suficiente para evitar las presiones o conflictos académicos; lo importante y principal es que como autor garantice una publicación de calidad científica y transparencia ética, y esto inicia desde la acreditación de a quiénes considera como coautores.(10)

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1. Murillo FJ, Martínez-Garrido C, Belavi G. Sugerencias para Escribir un Buen Artículo Científico en Educación. Revista Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación. 2017;15(3):1-30.
2. Ilarraza-Lomelí H, García-Saldivia M. En un documento científico: ¿quién debe ser el primer autor? Arch Cardiol Mex. 2015;85(2):93-5.
3. Vera Carrasco O. Ética de las publicaciones científicas en las revistas médicas. Revista Médica La Paz. 2011;17(2):46-52.
4. Vázquez Moctezuma SE. Ética en la publicación de revistas académicas: percepción de los editores en ciencias sociales. Innovación Educativa (México, DF). 2016;16(72):53-74.
5. Rossato N. Aspectos éticos de las publicaciones. Archivos Argentinos de Pediatría. 2014;112(6):490-1.
6. Flores Herrera D. Créditos de Autoría en Investigación Científica. Revista Científica Ciencia Médica. 2013;16(1):3-4.
7. Chavarría Bolaños D. Autores y autorías: Controversia más allá de la investigación. Odovtos International Journal of Dental Sciences. 2017;19(3):9.
8. Petroianu A. Critérios para Autoria de um Trabalho Científico. J bras Doenças Sex Transm. 2012;24(2):99-103.
9. González M, Mattar S. ¿Quién puede ser autor de un artículo científico? ¿Yo, tú, el, ellos, nosotros? ¿Quién sabe? Revista MVZ Córdoba. 2011;16(1):2271-3.
10. Díaz GJ. Autoría y reconocimiento en artículos científicos. Revista de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia. 2015;62(1):9-10.
Leer el artículo completo en SciELO






Compartir:  

Comentarios