¿Qué es la donación de sangre?


La donación de sangre contribuye a salvar vidas y a mejorar la salud. El procedimiento es completamente seguro y se realiza con el donante recostado en un sillón especial y tras colocar una vía con una cánula directamente conectada a la bolsa en la que se almacena la sangre. La extracción dura aproximadamente 15 minutos y al finalizar se ofrece al donante un refrigerio con el fin de reponer líquidos y se le recomienda mantener en reposo durante unos minutos apretando con el dedo el lugar de la punción para evitar la aparición de hematomas. Asimismo, se le indica una serie de pautas a seguir durante las horas y días posteriores, como evitar coger peso con el brazo en el que se ha realizado la punción, beber abundante agua, no fumar, etc.

Los hombres pueden donar hasta 4 veces al año y las mujeres 3, con un intervalo mínimo de 2 meses entre donaciones. En la donación de aféresis los intervalos son menores. Tras la donación, la mayoría de los donantes se encuentran perfectamente, sin embargo es necesario que conozca algunos de los efectos adversos que pueden ocurrir durante  o tras la donación. Estos son: mareo, hematomas, lesión del nervio. Las pruebas de laboratorio que se realiza a cada unidad de sangre son: Sífilis, Hepatitis B (Antígeno de Superficie y Core), hepatitis C, SIDA (HIV 1,2), HTLV I-II, Chagas

Más del 15% de las muertes maternas en América Latina y el Caribe se deben a hemorragias. Asegurar la disponibilidad de sangre de donantes voluntarios no remunerados podría salvar la vida de más de 670 mujeres cada año en la región. 






Otros temas:


Saludos cordiales,
Unidad Funcional de Promoción de la Gestión del Conocimiento




Compartir:  

Comentarios